miércoles, 3 de octubre de 2012


Definición de los hábitos alimenticios
Los hábitos de vida se desarrollan desde la infancia y comienzan a afianzarse en la adolescencia y la juventud. Diversos estudios han demostrado que existe una alta probabilidad de que los hábitos adquiridos a estas edades se mantengan en la edad adulta. Por otra parte, el acceso a la universidad puede suponer cambios importantes en el estilo de vida de estos jóvenes. Por todo ello es muy importante conocer los hábitos de alimentación y el estado nutricional del alumnado universitario. Irazusta (2008, párr.1)
Rodriguez (2002) define a los hábitos alimenticios como “un conjunto de conductas adquiridas por un individuo, por la repetición de actos en cuanto a la selección, la preparación y el consumo de alimentos. (p.2).  La mayoría de veces estas conductas tienden a ser negativas.
Rodriguez (2002) Los hábitos alimentarios se relacionan principalmente con las características sociales, económicas y culturales de una población o región determinada. (p.2).  En este ocasión, explicaremos los  hábitos, ya sean buenos o malos, en los universitarios peruanos. Nos enfocaremos en los estudiantes de la universidad ESAN.

Causas de los hábitos alimenticios
El primer ciclo como estudiante universitario puede ser caótico en cuestión de alimentación. En general, esta decisión se toma al iniciar la universidad, por lo que al intenso programa de estudios, se suma la necesidad de organizar las tareas del hogar. La compra semanal y la cocina son claves. Si no se realizan de manera adecuada pueden traducirse en un aumento de peso. (Eroski Consumer, s.f.)
Al independizarse, muchos jóvenes estudiantes descuidan la alimentación. No prevén el menú con antelación y adoptan malos hábitos difíciles de corregir. Por ello, conviene habituarse lo antes posible a una dieta saludable y decidirla con tiempo. Cuando el dinero no sobra para hacer la compra, la habilidad en la cocina es mínima y apenas quedan ratos libres para guisar, es imprescindible una correcta planificación. (Eroski Consumer, s.f.)


Según investigaciones y estudios, comer en exceso como consecuencia del estrés, los malos hábitos de nutrición y las comidas chatarras (golosinas, comida rápida, gaseosas, entres otras) son problemas alimenticios comunes entre los universitarios. Otras causas de los malos hábitos alimenticios son la falta de tiempo y la vida sedentaria.

Consecuencias de los malos hábitos de alimentación
Como resultado de los malos hábitos alimenticios de los universitarios surgen problemas físicos, mentales e intelectuales.
Una de estas principales consecuencias es la obesidad juvenil, la cual  ha crecido en los últimos años, hasta convertirse en uno de los problemas que más atención está adquiriendo. La obesidad, además de los malos hábitos y un estilo de vida no saludable, pueden llevar a los jóvenes universitarios a desarrollar múltiples problemas de todo tipo, entre los que se encuentran:

- Problemas cardiovasculares y respiratorios
- Complejos psicológicos, baja autoestima y depresión
- El desarrollo de conductas de riesgo como la bulimia y la anorexia
(las cuales están en aumento entre los jóvenes, principalmente en mujeres), comer compulsivamente o hasta tener ideas suicidas
- Problemas motrices, en huesos y articulaciones
- El desarrollo de diabetes
- Hipertensión arterial.
- Adicciones, alteraciones de sueño
- Madurez sexual prematura, ya que las niñas obesas pueden entrar a su pubertad antes de tiempo y tener ciclos menstruales irregulares.
- Problemas en la piel.


Cultura Alimentaria
Formación de hábitos alimentarios necesarios para mejorar la calidad de vida y permita a los universitarios  la adopción de actitudes y prácticas alimentarias adecuadas y saludables. Ecured (2012, párr.1).
Prácticas para una buena alimentación:
Se caracteriza por la calidad e inocuidad de los alimentos que se consumen de forma balanceada
§  Adecuada: A la edad, sexo, talla, clima, estados fisiológicos.
§  Equilibrada: Entre los macronutrientes (Proteínasgrasas y carbohidratos).
§  Suficiente: En cantidad de alimentos.
§  Completa: Debe incluir alimentos de los 7 grupos básicos.
§  Variada: En color, sabor y consistencia.
Ecured (2012, párr.1)

Referencias




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada